MELANCOLIA

MELANCOLIA, PASADO, PRESENTE Y FUTURO.

El concepto de melancolía es tan antiguo como nuestra cultura, manteniendo el mismo término desde sus orígenes en la Antigua Grecia (Domínguez, G., 1991; Domínguez, B., Manchón y Soto, 2009; Pichot, 1993) a pesar de que a lo largo de la historia ha ido variando su conceptualización, así como la forma de entender la enfermedad mental, o los síntomas que la caracterizan, la melancolía sigue presente en nuestros días. Se trata de un término muy usado en nuestra historia, y quizá por eso mismo desgastado, pero que permanece como trastorno.

El concepto de melancolía ha ido cambiando a lo largo del tiempo, pasando a formar parte de nuestro lenguaje cotidiano, produciéndose un desgaste del propio término.

En la actualidad hace referencia a muy diferentes cosas, desde una enfermedad mental hasta un estado de preocupación o nostalgia. A nivel coloquial puede significar estar sencillamente triste o apenado.

En la actualidad, se retoma con cierta relevancia por un grupo de autores, que entienden la melancolía como un trastorno afectivo diferenciado, basándose en evidencias científicas (Akiskal, H.S. y Akiskal, K.K. 2007; Coryell, 2007; Fink, Bolwing, Parker y Shorter, 2007; Fink y Taylor, 2007; Joyce et al., 2002).

Por otra parte, en el presente momento, también se retoma el concepto de melancolía como factor premórbido, como factor precursor de los trastornos afectivos, de la mano de autores como Cloninger (2008) o Tellenbach (1976). La melancolía resurge como un temperamento predictor de los trastornos afectivos, se profundiza en la relación entre trastornos afectivos y personalidad melancólica, de forma que la personalidad melancólica (fundamentada en el “typus melancholicus” de Tellenbach desarrollada en 1961) favorece la aparición de un trastorno afectivo, en concreto, de carácter endógeno.

Existe una amplia información en la literatura que entiende la melancolía como una categoría independiente, con una muestra homogénea, caracterizada por; alteraciones psicomotoras, ánimo triste persistente, anhedonia, parámetros neuroendocrinos (Nivel de cortisol, DST, alteraciones del sueño en medidas EEG y la función tiroidea) y diferente respuesta a tratamientos antidepresivos siendo mejor con antidepresivos tricíclicos y TEC y menor respuesta con Placebo.

Con la llegada del DSM V se plantean varios cambios en la clasificación y conceptualización de los trastornos y patologías en los diferentes ejes. Entre las propuestas de inclusión de la propia APA para el DSM V, desde fuentes externas como asociaciones de salud mental o diversos autores, encontramos la melancolía, entendida como un trastorno diferenciado. Respecto a propuesta para el DSM-V, existe un grupo de autores como Parker o Akistal que insisten en la recuperación del viejo concepto de “melancolía, por lo tanto se debería profundizar en la investigación relativa al trastorno melancólico. Como línea de investigación, sería de interés evaluar la eficacia de esta nueva categoría diagnostica, siendo para este fin necesario el desarrollo de instrumentos de evaluación adecuados. En resumen, concluir que existen criterios suficientes para realizar un diagnostico de melancolía como trastorno diferenciado, por lo que se cuestiona la validez del diagnóstico de “depresión mayor y se aboga por la recuperación del viejo concepto de “melancolía” en la futuras clasificaciones del DSM.

 Fernando Colina y José María Álvarez, citan:

“Como ningún otro trastorno, la melancolía nos acerca a las profundidades del drama

humano: la problemática del deseo y su desfallecimiento radical;

la culpabilidad sin límites; la añoranza de lo que no se tuvo;

la rebelión del pensamiento; la fatalidad irresoluble;

la tendencia autoaniquiladora; la búsqueda de la verdad;

la soledad por excelencia;la creación como solución;

el dolor del alma; la tristeza infinita; el autorreproche

y la acusación velada; el sentimiento de imperfección;

lo uno y lo múltiple; el gusto por lo sublime; el gozo en el sufrimiento;

la genialidad de la locura”.

Gabinete psicológico Leisan

Una respuesta a MELANCOLIA

  1. marlon fraga dijo:

    interesanhte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s